sábado, febrero 25, 2012

Reflexión sobre el libro álbum


Comparto un interesante diálogo, la intención es que se prendan en el debate y se animen a dar otras miradas, siempre viene bien conocer diferentes puntos de vista. Gracias Nadia por permitirme publicarlo. Abrazo.

Simplemente por ilustrar el post: del libro "A la rumba luna" de Silvia Schujer, Ed. Alfaguara. 

Hola, soy profesora de Lenguaje y Comunicación y tuve la oportunidad de escucharte en las Jornadas de Educación de la Feria Internacional del Libro de Santiago. Hace tiempo tengo una duda respecto al tema de la narrativa gráfica, a los libros álbum en específico. A mí, personalmente me encantan y sé que son muy atractivos para los niños en general. El asunto es el siguiente, tengo una sobrina de 5 años a la que le gustan los libros sin ilustraciones (sé que no es lo común) pero me imagino que la cautiva el hecho de poder imaginar la historia a su manera, sus personajes, sus ambientes, etc. La pregunta es si tú crees que los libros álbum podrían limitar en alguna medida la creatividad de los niños. Imagino que piensas que no pero me gustaría saber cuál es tu postura al respecto.
Nadia Soto

Periodista
Universidad de Chile
Profesora de Lenguaje y Comunicación
Universidad Alberto Hurtado


Hola Nadia!
Antes que nada disculpa la demora en contestar, pero además de tener unos días muy ocupados quería pensar un poco sobre tu excelente reflexión antes de escribirte!
Muchas gracias por compartirla, la verdad que es muy bueno el planteo y muy lógico desde el punto de vista que presentas, pero lo que tienes que tener en cuenta es que tanto las palabras como las imágenes, y por qué no todos los sentidos pueden despertar nuestra imaginación. Todo estímulo, venga de donde venga nos transmiten sensaciones, así como un texto absolutamente literal, descriptivo, nos puede disparar a miles de imágenes, una ilustración nos puede llevar a miles de lugares o situaciones.
Lo importante aquí es que no veas ambas cosas por separado, justamente el libro álbum es un conjunto, una unidad que trata de transmitir una idea o contar una historia sea para reflexionar, jugar, reírse, asustarse o llorar, lo interesante es que nos conmueva, nos produzcan sensaciones y nos den ganas de crear, de buscar respuestas a las inquietudes que nos develan estas historias.
Seguramente tu sobrina, sea por gusto propio o por formación disfrute mucho del leer las palabras, pero quizás sea también porque nadie le enseño o la estimuló a leer las imágenes, que también nos cuentan algo, no se trata meramente de una representación de algo, sea real o escrito!
Así como no hay una sola manera de hacer las cosas, tampoco hay una sola manera de imaginarlas! Si no piensa cómo imagina las cosas un ciego de nacimiento… y no por ello creo que su creatividad sea limitada, todo lo contrario! en todo caso será diferente a otros.
Sin duda alguna también creo que la buena lectura ayuda a estimular la creatividad o la imaginación, y digo buena lectura porque así como puede haber malas ilustraciones puede haber malos textos.
También podemos encontrar estímulos a la imaginación en la música o en las películas por ejemplo, y no solo en el mero hecho artístico… también en el deporte o en el juego!! Es importante no perder de vista que los más pequeños comienzan su aprendizaje a través del juego y estoy convencido que lo lúdico tendría que acompañarnos durante toda la vida, porque el juego también nos permite experimentar, buscar diferentes alternativas para resolver cualquier problema que se nos presente: ser creativos. Y digo todo esto último relacionado con el juego porque también estoy seguro que el dibujo, el gusto por lo gráfico, lo estético, está directamente vinculado a nuestras primeras experiencias con la vida. Todos nacemos con la capacidad de dibujar; después la vida, la educación y otras habilidades nos alejan de esta manera de expresarnos. No te olvides que cuando comenzamos a leer y escribir lo hacemos a través del juego y el dibujo, las palabras  en definitiva SON DIBUJOS! Hay quienes escriben hermoso, horrendo, interesante, aburrido, entretenido y de miles de maneras diferentes, pero no por eso dejamos de comprender el mensaje que nos transmiten a través de cada una de sus palabras.
Te pregunto: ¿Una película despierta menos la imaginación o creatividad que el libro original? Generalmente se cae en la comparación, pero no se entiende que estamos hablando de distintas maneras de contar, de otro medio que aporta la mirada de un director y otro montón de gente trabajando detrás, hasta de la misma interpretación de un actor puede disparar la historia a otros lados!

Todo esto te lo puedo decir hoy después de varios años de tratar de entender lo que es el libro álbum y todavía me falta mucho por aprender acerca de cómo podemos imaginar y crear!
De niño, creativamente hablando: fui producto de la televisión. En mi casa no había biblioteca, de verdad no leí demasiado de pequeño pero siempre me atrajo lo visual y me lo pasaba dibujando, haciendo mis propias historias.(Quizás todo lo contrario que a tu sobrina me gustaba la idea de dejar que mis dibujos salgan sin ningún texto que me dijera cómo eran las cosas) A medida que crecí y fui estudiando comencé a leer más por necesidad de aprender y fui descubriendo el gusto por la lectura, pero solo hace muy pocos años (hoy tengo 39) descubrí el gran mundo que se me habría a través de la lectura! Descubrí cuánto mejor dibujante y artista me puedo convertir comprendiendo el espacio que merece la palabra en mi vida.

Sinceramente creo que es muy importante tratar de darle a los más chicos  un abanico con la mayor cantidad de opciones para que tengan la posibilidad de elegir. Para que lleven consigo el conocimiento de que imaginar  y crear es también soñar, inspirar y ser inspirado, mirar, leer, dejarse llevar por lo que otros nos quieren contar o mostrar para que nosotros podamos hacerlo de otras mil maneras más!
El buen libro álbum tiene mucho para dar y explorar, el libro álbum es otra manera de leer, simplemente hay que darle una oportunidad y disfrutarlo en todos los sentidos.

Espero que te sirva de algo mi reflexión, el tema da para una profunda charla y debate! de verdad te agradezco esta devolución a mi participación en las jornadas, a mí también me hace pensar y siempre viene bien refrescar dónde uno “cree” que está parado.

Poly,
Sólo te quería agradecer que te hayas dado el tiempo para compartir tu reflexión conmigo. Me quedo con la idea de que hay que dar a los niños la oportunidad de conocer distintos medios de expresión para que luego ellos elijan. Pero justamente de ahí surge mi preocupación, siento que casi ha desaparecido el "espacio de la escucha"... escuchar una historia dejando que los otros sentidos vaguen, la escucha activa, atenta y creadora que si se desarrollara quizás también nos permitiría llegar a más acuerdos. Tendré que pensar cómo lograr un equilibro en mis clases de ambos ámbitos de la narrativa: la clásica y la gráfica. 

Gracias nuevamente, un abrazo.

13 comentarios:

Marisa Perez Alonso dijo...

Hola amigos
Si me permiten meteré mi nariz en este tema. Soy Profesora de Literatura, madre, escritora y especialmente lectora. Y desde este último título, obtenido no sin poco esfuerzo, les digo que no debemos confundir el libro infantil ilustrado con el libro-álbum. El libro-álbum es más que el antiguo libro ilustrado, la imagen puede tener un camino narrativo DIFERENTE, sí diferente, que el texto. Trabajo en mi aula del terciario con alumnos mayores de 18 años que disfrutan muchísimo de "En el bosque" de Anthony Brown o "Mi perro Roberto" de Poly, pero que sin dudas pueden abrirse a un aprendizaje nuevo y fresco que antes no habían experimentado.
Un abrazo.

Rodolfo Fucile dijo...

Qué interesante, Poly. Concuerdo con tu respuesta. El tema da para un debate largo, pero pienso que el hecho de que un libro (de cualquier tipo) pueda inhibir o estimular la imaginación del lector, tiene más ver con un problema estético-narrativo que es específico de cada obra, independientemente del formato o del lenguaje en que se trabaje. No digo que no se pueda reflexionar sobre las relaciones entre lenguajes e intentar clasificarlas, pero lo que funciona en un libro puede no funcionar en otro, o bien puede "funcionar" dentro de un esquema, pero no conmover a nadie. Asimismo, a veces se intenta valorar la influencia de la imagen en un libro por su componente netamente narrativo, como si un dibujo fuera sólo una suma de símbolos o como si el ilustrador antes de dibujar pensara cada elemento de la imagen con sujeto y predicado. Siguiendo esa línea, se enseña a "leer" imágenes como si se tratara de detectar símbolos, para luego atribuirles significados. Más bien me inclino por darle una oportunidad a la intuición y dejarse llevar...

Un abrazo grande.

Paola De Gaudio dijo...

Interesantísimo debate, Poly. Muchas gracias por compartirlo e invitar a la reflexión.
Estoy completamente de acuerdo con tu respuesta y creo que lo importante es comprender cómo funciona el libro álbum en realidad, la riqueza del diálogo entre texto, imágen, diseño. La mayoría de los adultos no estamos preparados todavía para comprender que se puede leer más allá del texto, que la imágen puede funcionar como algo más que decoración, que puede agregar sentido al texto e incluso contradecirlo, que una buena imágen es en realidad una provocación para nuestros sentidos. Si los adultos no lo tenemos claro y no acostumbramos hacer éste ejercicio de múltiples lecturas, tampoco podemos acompañar a los chicos en éste sentido.

Comprendo a su vez la preocupación de Nora con respecto la pérdida del espacio de escucha, pero me parece que es un tema mucho más complejo. En mi opinión el libro álbum no limita la creatividad de niños ni adultos, por el contrario la imágen nos ofrece una voz más a ser escuchada, caminos nuevos para disparar la creatividad y la imaginación.

Abrazos.

Poly Bernatene dijo...

Gracias queridos amigos por participar! Me pone muy contento que se prendan porque cada visión vale la pena ser escuchada.
Marisa, es verdad lo que decís sobre las diferencias entre el libro álbum y el ilustrado, pero teniendo en cuenta las sabias palabras de Rodolfo (lindo verte por acá!), que también coincido, una buena ilustración dentro de un libro puede funcionar mejor que algunos "supuestos" libros álbum. Por eso me gusta tanto lo que dice acerca de la intuición y dejarse llevar... de alguna manera el lector está más involucrado en el proceso creativo. Para mí, lo importante es dar todas las opciones posibles al lector, después él será quién termina de convertir a un libro (sea ilustrado, álbum o una novela) en una obra que le despierte inquietudes, imaginación, que lo conmueva.
El ejemplo lo veo en mis niños, me encanta descubrir "pequeños libros olvidados", encontrados muchas veces en mesas de saldos y muchas veces me encuentro que mis hijos disfrutan mucho más la lectura de un libro de estos que uno multipremiado, caratulado como "gran" libro álbum.
Así como es difícil clasificar el tema de las edades (otro tema para debatir), muchos critican que hay muchos libros álbum que no son para niños... ¿y quién dice que los libros álbum o ilustrados son sólo para niños? acaso los adultos no pueden viajar y disfrutar de un libro álbum? Con respecto a ello yo pienso que es el niño el que pone los límites cuando dice que le gusta o no un libro, lo interesante es que aprenda darle una oportunidad a todo lo que le caiga en sus manos, ellos pueden ser más críticos en ese aspecto. Lo que necesitamos es el lector disfrute desde pequeño las múltiples lecturas para poder elegir y crecer en ese sentido.
Otro abrazo a todos.

Julia dijo...

Poly, siempre trayendo cosas interesantísimas y riquísimas. Gracias, pasar por tu blog alimenta!

Con respecto al debate, yo sólo quería decir lo mismo que varios, en formato experiencia concreta. Mi hija de 2 años "lee" las imágenes y cuenta historias a partir de ellas, ve en un detalle algo para contar y eso que inventa pasa a ser parte de la historia. Su imaginación, lejos de estar condicionada, se dispara con relatitos escondidos en cosas que probablemente el ilustrador puso sin pensar darle un protagonismo especial...

O sea que así como las palabras incitan a imaginar imágenes, las imágenes incitan a imaginar palabras, cuentos en definitiva. La imaginación, y sobre todo la de los niños, es muuuy difícil de limitar. Casi siempre lo que se logra es exactamente lo contrario: expandirla!

Poly Bernatene dijo...

Gracias Julia! me alegra también el interés por participar del debate. Y me alegra que tu hija desde pequeña sea incentivada de esta manera. Si bien es difícil limitar la imaginación de los niños es común que a medida que vayan creciendo pierdan terreno en cuanto al disfrute del juego con lo visual y todos nuestros sentidos: el estímulo no debe ser sólo para los más pequeños, lo interesante sería seguir disfrutando de ello a lo largo de toda la vida!
Un beso.

Poly Bernatene dijo...

No sé porqué desde ayer que me llega a mi cuenta de correo un comentario anónimo y no sale publicado, como es muy interesante y por eso lo comparto aquí, y aprovecho a animar al autor a dejar su nombre (ya que parece que sabe de lo que habla!):

¡Hola! Saludos Poly y amigos.
Me parece que la ilustración y el texto no siempre tienen la misma relación de compañeros inseparables y complementarios que en algún momento nos acostumbraron a ver. Hoy los discursos y la relación imagen y texto, pueden ser amigables, o viajar por caminos individuales, diferentes donde ilustración y texto se separan y a veces casi se contradicen, obligando al lector a participar, a darse cuenta, que él es parte de ese ida y vuelta que se genera entre autores y destinatarios de una obra, obligándolo decidir si el resultado le gusta o no, a explicar los porqués de los chicos que una obra bien resuelta, aún con contradicciones entre imagen y texto genera. ¿Compiten? ¡Claro que compiten! Pero es, casi siempre, una competencia enriquecedora la que hace de un libro algo especial. Todos, adultos y niños poseemos sentido crítico, nacemos con él, al estar frente al Libro Álbum, cada uno se apoyará en su bagaje de gustos estéticos y preconceptos, historia familiar, cultural y aprendizajes para decir si le gusta o no. No creo que exista una forma de crear un libro que sea mejor que otra, no hay fórmulas y es eso lo que seduce y asusta del trabajo de ilustrador, la total ausencia de fórmulas en el momento de crear, la variación es casi una regla, variar el enfoque, variar los materiales, variar los soportes y variar la relación texto e imagen. ¿Prescindir del texto? Algunos libros lo ameritan otros no, pero indudablemente el libro álbum es una forma más, la más desarrollada estéticamente diría yo, de mostrar lo que el autor quiere decir, independientemente del texto escrito. En la ausencia de texto el discurso lo aporta el observador, siempre hay un discurso. Imaginen las caras, las preguntas y el asombro de los chicos cuando, después de una lectura en el aula o la biblioteca o donde sea, les mostremos, al dar vuelta las páginas del libro que acabamos de leer, que nada de lo dicho estaba escrito…
Una brazo...

Ignacio Bruno- Ilustrador - Nachoo_igna@hotmail.com dijo...

Muy bueno el texto. Y muy bueno el blog, te nutre la cabeza por asi decirlo.
Un saludo!!

RuAn dijo...

Personalmente, y esto implica poner toda mi ignorancia en ello, creo que lo que se deve buscar en un libro ilustrado es aquello que ni el texto ni la ilustración nos dicen. ¡Ojo! Es más facil decirlo que hacerlo. Comparto con Nadia ( Que me disculpe por tutearla) la impresión de que la trasmisión verbal de las historias se esta perdiendo,esperemos que me equiboque. Saúdos

Pablo CorBalan dijo...

Que tal Poly?mi nombre es Pablo Corbalan y soy un ilustrador principiante.Te considero un referente ilustrador argentino, me encantan tus trabajos! mi blog es "The art of Pablo Corbalan"

Poly Bernatene dijo...

Gracias Ignacio, RuAn! Tal cual lo dices, pero a tu frase le agregaría..."aquello que ni el texto ni la ilustración nos dicen...por separado" ;)
Gracias también Pablo por tu mensaje!
Un abrazo a todos.

Laura dijo...

Me ha encantado este mini-debate constructivo a cerca del álbum ilustrado. Como lectora y como enamorada del arte que muchos de vosotros prodigáis a través de vuestras ilustraciones, os diré que el adulto : ¡disfruta con el album ilustrado tanto como pueda hacerlo un niño!. Como aprendiz de escritora, os diré que una buena imágen junto a un texto, me parece la mejor forma de transmitir otra mirada que quizá al lector le haya pasado inadvertida. Como aprendiz de dibujante ...os admiro a todos los que dibujáis, pintáis, ilustráis ....en fin ...Poly, que tu blog lo tengo enganchado al mío desde hace cinco meses, y aunque no me prodigue en comentarios, puedo decirte que me encanta.

BESOS de COLORES. Laura.
demispalabrasylasvuestras.blogspot.com

Poly Bernatene dijo...

Gracias Laura a vos también por participar, me alegra que te parezca útil. Excelente tu blog y me encantaron tus besos de colores ;)
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...